¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS A TODOS!!

¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS A TODOS!!
Hoy, 22 de marzo de 2015, "Mis lecturas" y yo, cumplimos nuestro segundo año compartiendo eso: lecturas; mejor decir, comentarios de lecturas.
En veinticuatro meses han pasado por esta "casa" 23.579 personas.
Y hoy, 22 de marzo de 2018, tres años después, nos han visitado un total de 62.545 lectores.

¡¡GRACIAS A TODOS!!

viernes, 9 de marzo de 2018

Mujeres de ojos grandes, Ángeles Mastretta




Título: Mujeres de ojos grandes
Autora: Ángeles Mastretta
Género: Relato
Editorial: Planeta Mexicana
Año: Junio 2010 (13 reimpresión)
Nº de páginas: 237
ISBN: 978-970-749-007-9

Empezado a leer en noviembre de 2016
Acabado de leer en diciembre de 2016


Mi opinión.- En «Mujeres de ojos grandes», Ángeles Mastretta narra una serie de relatos protagonizados, como se indica en el título, por mujeres. Son un total de treinta y siete historias, ninguna de ellas tiene un título en especial, el único hilo conductor es, como digo, el hecho de que son historias protagonizadas por mujeres y su entorno más inmediato.
Llama la atención del lector que todas ellas son tratadas con el título de «tía»: «la tía Pilar, la tía Celia, la tía Leonor…». Pudiéramos decir que «alguien», un narrador en tercera persona, un narrador cámara, es quien cuenta lo que ve que es bastante poco─ de lo que acontece en el entorno, así como en el interior de estas mujeres pero, lo que sucede en su interior lo manifiesta en las formas de actuar de ellas ante los conflictos y vaivenes de la vida.
Los relatos comienzan con frases como: «La tía Leonor era…», «La tía X tenía las piernas…», «El marido de la tía», «Cuando la tía X cumplió 107 años…».
Son mujeres, prácticamente todas ellas, «educadas» para ser: madres, esposas, amas de casa…, pero todas, se dan cuenta tarde o temprano de que no quieren sólo eso para sus vidas, sino que existen, que son seres humanos libres y tienen otros deseos.
La autora nos presenta una serie de mujeres fuertes, valientes, capaces de decir «no» aunque sea a una vida regalada que, en muchos casos, no desean.
Son historias escritas con una prosa ágil, que se leen con agrado; algunos relatos son breves, de apenas una página y media, pero condensados y llenos de vida; otros, algo más extensos pero, todos ellos, son un claro manifiesto de la valía de la autora. 
No suele pararse mucho en describir espacios, tampoco concreta el tiempo en el que transcurre la acción (salvo en una de las historias que habla, como de pasada, que la historia se enmarca en torno a la «época de la revolución», el resto de historias son intemporales y, al no describir tampoco el espacio, consigue que las protagonistas de estos relatos sean mujeres universales; que pueden encontrarse en cualquier parte del planeta y en una u otra época histórica).
La lengua, el español de México, no presenta demasiadas diferencias con el español de España.

Número de mujeres protagonistas, por tanto, número de relatos:

La tía Leonor
La tía Elena
La tía Charo
La tía Cristina Martínez
La tía Valeria
La tía Fernanda
La tía Carmen
La tía Isabel Cobián
La tía Chila
La tía Rosa
La tía Paulina Traslosheros
La tía Eloísa
La tía Mercedes
La tía Verónica
La tía Eugenia y Georgina Dávila
La tía Natalia Esparza
La tía Clemencia Ortega
La tía Fátima Lapuente
La tía Magdalena
La tía Mari
La tía Rebeca Paz y Puente
La tía Laura Guzmán
Las tías Pilar y Marta
La tía Celia
La tía Mónica
La tía Teresa Gaudín
La tía Mariana
La tía Inés Aguirre
La tía Ofelia
Las tías gemelas Gómez: Marcela y Jacinta
La tía Elvira
La tía Daniela
La tía Amalia Ruíz
La tía Amanda Rodoreda
José Rivadeneira, esposo de la tía…
La tía Concepción Esparza


Frases que me han gustado:

«Fátima Lapuente fue novia de José Limón durante diez años. Desde antes de que él se lo pidiera ella había comprometido su cuerpo lleno de luciérnagas con el hombre que se las había puesto en revuelo». Pág. 105

«Entonces los mantuvo altos [los ojos] y contestó con la voz de lumbre que le había dado la naturaleza [la tía Celia]…». Pág. 145

«…Se hubiera casado con la tía completa en menos de un mes, para que en menos de seis la rutina lo hubiera convertido en un burócrata doméstico que, de tanto guardar una mujer en su cama, termina viéndola como si fuera una almohada». Pág. 149



Biografía de la autora.- María de los Ángeles Mastretta de Aguilar (Puebla, 9 de octubre de 1949) es una escritora y periodista mexicana, conocida por crear personajes femeninos sugerentes y ficciones que reflejan las realidades sociales y políticas de México.

Su padre, Carlos Mastretta, era un periodista que se ganaba la vida vendiendo coches, murió cuando Mastretta tenía veinte años, y tuvo que trabajar también ella como periodista mientras estudiaba en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, a la que ingresó en 1971, cuando llegó desde Puebla al Distrito Federal. Como colaboradora ocasional publicaba en medios de la talla de Excélsior, La Jornada, Proceso y Ovaciones. En este último poseía una columna llamada Del absurdo cotidiano, en la cual «escribía de todo: de política, de mujeres, de niños, de lo que veía, de lo que sentía, de literatura, de cultura, de guerra y todos los días»
 
El Centro Mexicano de Escritores la becó en 1974, gracias a lo cual le fue posible trabajar junto con otros reconocidos autores entre los que destacan Juan Rulfo, Salvador Elizondo y Francisco Monterde. Mastretta fue nombrada directora de Difusión Cultural de la ENEP-Acatlán en 1975, cargo que ocupó hasta 1977. Al siguiente, pasó a encabezar el Museo del Chopo. En 1982, dejó ese puesto e hizo su primera aparición en el consejo editorial de la revista feminista FEM en el número 24; en 1983 lo hizo en el 25 y después, de modo más constante, del 29 al 40 en 1985. Aunque sigue apareciendo en el Consejo Editorial de la revista FEM, su participación ya no es activa.

Mastretta participó, junto a Germán Dehesa, en el programa de televisión La almohada, dedicado a charlas y entrevistas (1998). Tiene un blog titulado Puerto libre y escribe regularmente en la revista Nexos, de cuyo Consejo Editorial es miembro (su esposo, el escritor Héctor Aguilar Camín, dirigió esa publicación de 1983 a 1995). Colabora esporádicamente en periódicos extranjeros como Die Welt y El País.

Cuando su hija menor, Catalina, enfermó inesperadamente, Mastretta se sentó cerca de la pequeña en el hospital y comenzó a contarle historias de interesantes y diferentes mujeres en su familia que fueron importantes en momentos críticos de su vida. Estas historias de mujeres que, decía, «decidieron sus propios destinos», fueron la inspiración para Mujeres de ojos grandes. La publicación —cuentos basados en la biografía de cada una de las mujeres— tenía como intención preservar las historias familiares para la posteridad.

Está casada con el también escritor y analista político Héctor Aguilar Camín y es hermana de Daniel y Carlos Mastretta, creadores del automóvil Mastretta MXT. Su hija Catalina publicó en 2016 una novela titulada Todos los días son nuestros.

Mastretta, que ha sido distinguida con importantes premios, siempre se ha caracterizado por ser una defensora del feminismo, lo que se refleja en la mayoría de sus obras. Además, ha fundado y organizado grupos tales como la Unión de Mujeres Antimachistas en el D.F.

La escritora de niña quería ser cantante, una pasión que nunca abandonó -confiesa que cantaba en todas partes- y que alguna vez ha practicado en público, por ejemplo, al interpretar Arráncame la vida en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

La escritora.- Su trayectoria literaria la comenzó como poetisa, cuando ganó un concurso con La pájara pinta, que se convirtió en libro 1978. Pero lo que deseaba Mastretta —que consideraba ese poemario una casualidad y que nunca lo ha tomado en serio— era dedicarse a una novela que había estado planeando por años. Y se le presentó la oportunidad cuando un editor ofreció patrocinarle seis meses para que la escribiera. Así nació Arráncame la vida que, publicada en 1985, tuvo un éxito inmediato y ganó el Premio Mazatlán de Literatura al año siguiente. A través del personaje principal, Catalina Ascencio, Mastretta logra en este superventas desmitificar una imagen “ideal” patrocinada durante siglos por la cultura dominante. La protagonista [...] se aboca, fundamentalmente, a hacerse dueña de su propio destino […] siente la necesidad de ser creativa en su mundo respectivo y, de esta manera, lograr su realización como ser humano y como mujer. Esta obra, para la que Mastretta eligió el título de una canción de Agustín Lara, le valió fama y prestigio internacional y, más de 20 años después, en 2008, Arráncame la vida fue llevada al cine por Roberto Sneider, quien escribió también el guion de la película.

A esta primera novela le siguieron, en 1990, las 37 viñetas de Mujeres de ojos grandes y en 1993, el libro de relatos cortos Puerto libre. Tres años más tarde volvió a triunfar con Mal de amores, que obtuvo el Premio Rómulo Gallegos 1997, convirtiéndose en la primera mujer que recibía ese galardón. Desde entonces ha seguido publicando novelas y ha incursionado en otros géneros, como el cuento y los relatos autobiográficos; algunas de sus obras han sido traducidas a varios idiomas.

Premios y reconocimientos
Premio Mazatlán de Literatura 1986 por Arráncame la vida
Premio Rómulo Gallegos 1997 por Mal de amores
Águila Social (Porto Alegre, 2005)

Obras
Novelas
Arráncame la vida, México, 1985
Mujeres de ojos grandes, México, 1990
Mal de amores, México, 1996
Ninguna eternidad como la mía, México, 1999
El cielo de los leones, México, 2003

Cuentos
Mujeres de ojos grandes, 37 viñetas; Seix Barral, México, 1990
Puerto libre, 29 textos breves; Cal y Arena, México, 1993
El mundo iluminado, 35 textos breves; Seix Barral, México, 1998
Maridos, Seix Barral, México, 2007

Memorias
La emoción de las cosas, Seix Barral, México, 2013
El viento de las horas, Seix Barral, México, 2015

Poesía
La pájara pinta, México, 1978
Desvaríos, México, 1996

Adaptaciones de sus obras
Arráncame la vida, película dirigida por Roberto Sneider y estrenada en el año 2008

Datos obtenidos en la Wikipedia. Enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario